https://comayaparte.com/vino-vs-cerveza/

Vino vs Cerveza

¡Buenas tardes a tod@s!

¿Cómo ha ido la semana? Nosotros nos hemos puesto manos a la obra con un tema que llevamos tiempo pensando y que nos llama mucho la atención: la variedad de vinos vs la variedad de cervezas en un restaurante.

Nosotros hemos de decir que no tenemos preferencias entre pedir vino o cerveza durante una cena, depende siempre de la ocasión y de lo que nos apetezca ese día.
Sin embargo, en la mayoría de restaurantes, cuando pedimos vino vemos una amplia oferta en la carta y cuando nos decimos por cerveza nos ceñimos a dos o tres marcas -que ni siquiera variedades-.

Esto es algo que siempre nos ha llamado mucho la atención, pues, como veremos a continuación, el consumo de cerveza en nuestro país es mucho más alto que el de vino.
Sin embargo, pensamos que el consumo de cerveza es más “conformista” frente al del vino, donde se suele ser más exigentes y buscar un vino de mayor calidad -aunque a veces se haga sin conocimiento-.

Esta tendencia está empezando a cambiar gracias al auge en los últimos años de la producción de cervezas artesanas y del cambio cambio de mentalidad por parte de los consumidores que prefiere una pinta de cerveza artesana de calidad a tres quintos de cerveza industrial muy fría por 1€.

No obstante, abarcaremos el tema, como siempre, desde nuestra experiencia y bajo nuestro punto de vista, centrándonos en el ámbito que nos atañe que es el de los restaurantes.

 

BUSQUEMOS EN LA HISTORIA

Es cierto que parte de esta amplia oferta se debe a que vivimos en el país con mayor producción de vino del mundo, donde se cultivan las veinte variedades de vino más consumidas por los españoles.

Además, en España la tradición vinícola es mucho mayor que la cervecera, pues las primeras uvas se cultivaron entre el año 3000 y 4000 a.c.

Dada la facilidad para el cultivo de la vid en la península y que sus temperaturas facilitaban la conservación del vino, esta bebida fue la más arraigada.

Por su parte, el consumo de cerveza ha sido anecdótico durante toda la historia de España, hasta mediados del siglo XX, donde aumentó considerablemente su consumo gracias a las mejoras tecnológicas en las cerveceras junto con la aparición de un fenómeno que potenció la economía española: el turismo.

Después de este resumen de la cultura española de estas dos bebida, volvemos al tema que nos atañe.

 

TIPOS DE VINO VS TIPOS DE CERVEZA

Como hemos mencionado anteriormente, es muy amplia la gama de variedades de uva que se produce en España. Normalmente, un restaurante ofrece unas pocas referencias de tres tipos de vino: blanco, tinto y rosado.
Si se trata de una carta amplia, lo más común es que la oferta se clasifique según la DO del vino.

Si contamos todo esto y queréis ofrecer un mínimo de cinco o seis referencias, la carta de vinos de un restaurante aumenta considerablemente.

Sin embargo, como hemos dicho anteriormente, la oferta de cerveza en los restaurantes es muy inferior a la del vino, incluso en muchas ocasiones es prácticamente nula, ofreciendo dos o tres marcas o dando la opción de cerveza embotellada o de barril.

Este dato es curioso, pues existen diferentes variedades de cerveza (ale, lager, de trigo, porter, lambic…) y su estilo varía según el país de origen.

Además, gracias al auge de la producción de cerveza artesana en España, podemos encontrar todas estas variedades fabricadas en territorio nacional, de calidad incuestionable y con precios cada vez más competitivos.

En -casi- todas las regiones españolas encontramos cerveceras -jóvenes y no tan jóvenes- con gran experiencia y gran trayectoria, que ofertan catas en sus fábricas y compras online.
Nosotros hemos visitado en alguna ocasión las fábricas de Tyris (Valencia) y Socarrada (Xàtiva), han sido grandes experiencias donde hemos degustado todas sus variedades y nos han explicado su historia y crecimiento.

 

ESPAÑA QUÉ BEBE

Según la OMS, en España preferimos la cerveza al vino, al contrario que nuestros vecinos portugueses y franceses.

Sin embargo pensamos que este consumo designa a la cerveza como algo secundario, un simple acompañamiento de una comida o una tapa y no por el placer de beber una buena cerveza y apreciar sus distintos matices.

Y esto lo decimos porque el 75% del consumo de cerveza se realiza en locales de hostelería, siendo un 82% con algo de aperitivo.

Como dato curioso, según un estudio de Constanza Business & Protocol School, diremos que en Valencia, el gasto medio que una persona realiza en cerveza durante todo un año es de 300€. Además, en España, bebemos una media de 46 litros al año, frente a los 10 de vino.

A pesar de la historia vinícola del país, el consumo de vino ha pasado a ser ocasional, unido a las comidas, posicionándose en cuarta posición tras la cerveza, los refrescos y el agua embotellada.

Si hablamos a niveles mundiales, diremos que la cerveza es la tercera bebida más consumida, por detrás del agua o el té.

Buscando información sobre el tema, hemos encontrado este mapa interactivo donde se muestran las preferencias de cada país, nos ha parecido realmente interesante.

 

Digiriendo toda esta información, entendemos que la carta de bebidas de vuestro restaurante debe aumentar la oferta cervecera, cubriendo así con las necesidades de un comensal cada vez con paladar más fino para esta bebida.
Analizar el mercado y la situación que vivimos actualmente en cuanto al mundo cervecero es muy importante. Ya no solo el brutal aumento de fábricas de cerveza artesana si no la cantidad de locales que ofertan cerveza de este tipo de diferentes marcas y variedades.

Nunca podemos generalizar, recordamos restaurantes como Mar de Fulles que, además de su amplia oferta en vinos, nos daba a elegir entre diferentes cervezas artesanas de Castelló o alguna Premium industrial.

Bueno amig@s, ¿vosotros preferís el vino o la cerveza cuando estáis en un restaurante? Nosotros no sabríamos elegir, pero queremos que nos lo pongan más difícil aumentando la oferta.
Esperamos que os haya gustado este nuevo artículo tan subidito de grados, registraos en nuestra newsletter y os resumiremos una vez al mes nuestros artículos, ¡solo un email al mes!

Nos leemos la semana próxima, mientras tanto, ya sabéis, ¡estamos por Facebook y Twitter!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *